28/3/18

Media art (y reflexión) para tiempos convulsos: "CAMALEÓ"

Camaleó (Fuente: Varvara&Mar)

La muestra "Camaleó" indaga sobre temas identitarios y políticos presentes en nuestro entorno. Las crisis de identidad,  la "guerra de las banderas" o los debates sobre el papel de la UE en un mundo globalizado y convulso, y otros temas transversales, son los que la pareja artísitca Varvara & Mar ofrecen en el Museu Abelló de Mollet.

Mediante la interacción y la observación , se ofrece una visión abierta y polisémica sobre la identidad, la historia o los símpbolos que las sustentatn.  Si en One flag Every Day, cada día se "diseña" e incorpora  una compuesta por elementos y colores de los paises más presentes en las noticias, en la instalación Camaleó, una gran bandera blanca que se ilumina con leds, la arbitrariedad de las enseñas expuestas invita a la tolerancia y a la relativización de la importancia de ciertos emblemas.

La instalación interactiva Democracy consigue atrapar al espectador y transportarlo desde el papel  protagonista a identificarse con cualquiera de los 20 gatos dorados con una porra en la mano que se mueven al grito de la palabra "democracia". Cada uno a su ritmo, pero todos con un balanceo idéntico.



En Who is the Next? se ofrece en un panel similar a los de los aeropuesrtos las siglas de estados que podrían ser candidatos a salir de la UE tal como lo han decidido los británicos. Aunque recuerda a las máquinas tragaperras, cada vez que se epara en una posición es inevitable que surgan preguntas sobre ¿y si fuera cierto?.

New media art concebido por una pareja que proviene de dos puntos lejanos de Europa. Se nota y se agradecen las propuestas desarrolladas en las que se nota el debate, los contrastes y la visión compleja y transmedia de nuestro papel como ciudadanos. Esperamos que tenga un largo recorrido.

27/3/18

Una apuesta singular en nuestro país: coleccionar Arte Electrónico en el siglo XXI



Redundant asseembly. Rafael Lozano-Hemmer


Quedan pocos días para poder visitar en el Museo Salvador Vilaseca de Reus la exposición “Aproximaciones creativas a la Colección BEEP de Arte Electrónico”, primera presentación de la colección privada de Arte Electrónico y Digital más importante de Europa. Nos ponemos en contacto con sus comisarios, Roberta Bosco y Estefano Caldana, para conocer más detalles sobre sus inicios, desarrollo y peculiaridades.

La Colección BEEP de Arte Electrónico es la primera colección del Estado especializada en el arte vinculado al arte con la ciencia y la tecnología. Actualmente, se muestra en el Museu Salvador VIlaseca. Es la más importante a nivel europeo y se caracteriza por haber sabido reflejar un momento histórico en el que ciencia y arte han dado lugar a líneas de investigación tan diversas como las que pueden ofrecer creadores de prestigio como Anthony McCall, Daniel Canogar o Analivia Cordeiro.

Preguntamos a sus comisarios sobre la trayectoria de esta peculiar colección privada, en llas últimas semanas de su exposición pública de casi todas las obras que la componen y que representan una iniciativa peculiar y arriesgada en nuestro país.


¿Cómo y cuándo se inicia una colección pionera en nuestro país?

El germen de la Colección BEEP de Arte Electrónico hay que buscarlo en las pioneras experiencias expositivas BlackBox y ExpandedBox, promovidas por Vicente Matallana (LaAgencia) en el marco de la feria ARCOmadrid. Posteriormente, en 2006 con el apoyo del mecenazgo artístico del Grupo TICNOVA (Reus) del empresario catalán Andreu Rodríguez, se celebra en la feria ARCOmadrid la primera edición del Premio ARCO-BEEP de Arte Electrónico, un galardón que tras 13 años de existencia, busca ser testigo y agente de la transgresión surgida de la intersección entre el Arte, la Ciencia y la Tecnología.

El Premio ARCO - BEEP de Arte Electrónico es un premio adquisición abierto a todas las galerías presentes en la feria madrileña, que ha generado una de las colecciones de Arte Electrónico más importantes a nivel europeo. Más de 40 obras resumen de forma rica y diversa las tendencias de los medios tecnológicos en el campo de las prácticas artísticas contemporáneas. Actualmente es un referente internacional en el medio, ha participado como colección invitada en la edición 2017 de la Biennial of the Moving Image (Frankfurt). 


M3X3 Analivia Cordeiro



21/2/18

"El futuro cotidiano": new media art en estado puro

El pasado jueves asistimos a la inauguración de la exposición. "El futuro cotidiano". Es interesante indagar en los conceptos que están detras de algunas de  las  diez piezas que la conforman. Todas ellas examinan y exploran la conexión entre posibles escenarios de futuro y las relaciones humano-tecnológicas.

Algunas como Mobile Field, de Edu Comelles inquietan a pesar de su belleza; Murs Electronics de Felix Vinyals asusta por lo directo que es al mostrar su mensaje; Tanto las propuesta e Col-lec, The human feelings bank, ofrece la posibilidad de otrogar sentimientos a robots y la de Becoming Conversational Implant, cuestiona hasta dónde puede llegar la inteligencia artificial a través de un chatbot conectado a una planta. Roman Torre (Rotor Studio) muestra un contador de "clickbaits" (Ciberanzuelos) en la red que te deja algo pasmado al comprobar in siu todo lo que es "piblicitario" en las páginas que consultas estando a su lado a través de tu móvil: diarios, redes sociales, ..., ¡nada escapa a esta estrategia!



Tenéis hasta el 4 de marzo para ir a visitarla. ¡Que no se os pase!

14/2/18

Videos "curiosos" que esconden realidades amargas.


Autor: Boston Dynamics

Ayer las redes volvían a "ofrecer publicidad gratuita" de otro de los robots de Boston Dynamics. Es aterrador, porque si lo que muestra el vídeo de promoción es un "perro que abre puertas y escapa", la realidad es que ese robot será utilizado en continedas. Es más barato que entrenar a un ser humano, se transporta fácilmente, es dócil, no come y aguanta en todo tipo de escenarios.

Investiguemos antes de promocionar algunas "noticias". En el caso que nos ocupa no hacemos más que promocionar un arma de guerra. ¿Parece mentira, no?

No podemos perder el (poco) sentido crítico (que nos queda). 

+info:
Proyecto
Artículo en eldiario.es

4/2/18

El mundo contemporáneo como metáfora de la prisión: ‘Please come back’




Imagen de la exposición 'Please Come Back' en el IVAM. Foto: Manuel Cuéllar.
Imagen de la exposición ‘Please Come Back’ en el IVAM. Foto: Manuel Cuéllar.






















[Original: El Asombrario & Co. 1/2/2018]

El IVAM presenta hasta el 8 de abril la muestra ‘Please come back, ¿el mundo como prisión?’, coproducida por el Institut Valencià d’Art Modern y el MAXXI-Museo Nazionale delle Arti del XXI Secolo de Roma. Su objetivo supone continuar con el debate sobre el incremento del control social y la vigilancia. Y es, ante todo, una buena reflexión sobre el estado de nuestras libertades, muy cuestionado por el avance de las tecnologías, que nos convierten a todos en entes observadores y, sobre todo, observados.

La exposición, comisariada por Hou Hanru y Luigia Lonardelli, reúne 53 obras de 26 artistas que reflexionan sobre la prisión como una metáfora del mundo contemporáneo y el mundo contemporáneo como una metáfora de la prisión. En un presente en el que impera la cultura del miedo y en el que se impulsan iniciativas biopolíticas desde el Estado y las grandes compañías transnacionales la muestra se plantea, entre otras cuestiones, en qué han quedado los derechos y libertades por los que tanto luchó la ciudadanía o cómo es posible mantener un papel de verdadera resistencia frente a ese control.

Hou Hanru remarcaba en su inauguración una paradoja presente en la vida actual: “Cuanta más tecnología tenemos, menos libertad”. El proyecto de investigación, en el que también ha participado la filósofa Luigia Lonardelli, muestra la relación que siempre ha existido entre la expresión artística y el control social, entre las prácticas artísticas y la prisión. Sobre todo teniendo en cuenta que casi siempre se ha equiparado con un determinado tipo de recintos arquitectónicos y unas determinadas estrategias desarrolladas para manipular y transformar a los ciudadanos en seres disciplinados y dóciles. Sin embargo, aquellas prisiones panópticas y vetustas han encontrado un aliado interesante en sus maneras de hacer en las nuevas tecnologías. Ya no hacen falta grandes muros, basta con estar conectados para poder ser vigilados. La cultura de la seguridad (o del miedo) están asociados al control de la visión, tal como apuntaba Harun Farocki, uno de los autores presentes en la muestra. Han sido numerosos los artistas que han criticado y documentado sus vivencias y opiniones sobre los espacios de control, sobre todo, tras la publicación de Vigilar y Castigar de Michel Foucault (1975), en el que se analizaba la relación de poder sobre los convictos y los cambios producidos tras la expansión del modelo panóptico de prisión ideado por el filósofo utilitarista británico Jeremy Bentham. Muchos han colaborado para desarrollar movimientos de resistencia, pero lo cierto es que la fragilidad de nuestra libertad nunca había sido tan cuestionada.

19/1/18

Un "panóptico cercano": la cárcel Modelo muestra sus entrañas.

Torre central de la Modelo (Autor: Josep Maria de Llobet)



























El pasado 7 de junio cerró definitivamente sus puertas la Cárcel Modelo de Barcelona, la más antigua de España. De julio a noviembre miles de personas visitaron la exposición “La Modelo nos habla. 113 año. 13 historias” en la cárcel más antigua de Cataluña. Aunque se podían visitar pocas estancias, bastaba observar un poco pequeños detalles para imaginarse las duras condiciones tanto para los internos como para los trabajadores: un edificio que en su momento fue un símbolo de modernidad, se había quedado totalmente obsoleto.

El edificio, diseñado por Salvador Vinyals Sabaté i Josep Domènech Estapà, fue construido siguiendo los principios de Jeremy Bentham (1748-1832), filósofo y reformista social, conocido por ser uno de los defensores del utilitarismo jurídico británico, cuyas ideas iniciaron la reforma del sistema carcelario de su país.

En las penitenciarías panóptica, tal como proponía Bentham, todo interno perdía el poder de hacer el mal o la capacidad de intentarlo. El penado podía ser observado permanentemente desde la torre por uno o dos vigilantes, único elemento arquitectónico omnipresente visualizado a contraluz desde su celda de internamiento, ya que se le impedía contemplar todo lo que ocurría a su alrededor mediante un complejo sistema de tabicado de celdas. El edificio de la calle Entença cumplía buena parte de aquellos postulados.

Durante estos días se puede contemplar en los muros circundantes la propuesta del fotógrafo Josep Maria de Llobet "Expuestos, El valor de la intimidad".  Ahí se exponen una selección de imágenes del interior del recinto vacío de modo que cualquiera pueda ver qué se esconde tras la imponente valla. Las imágenes, tal como presenta su autor "ya no son solamente documento y memoria, sino que se transforman en un verdadero vehículo de comunicación entre la ciudadanía y este lugar mítico y maldito, siempre oculto, fuera de nuestros mapas cotidianos".  

Preguntamos a De llobet sobre qué aspectos le llamaron más la atención al realizar cada toma. Uno, muy curioso e imposible de captar con la cámara era el peculiar olor  "a cerrado, a humedad, salado y penetrante.". Por otro lado, quedó impactado por la percepción de "la ausencia de soledad. El espacio arquitectónico está vacío pero lleno de recuerdos, de historias, de tiempo condensado en cada pared, en cada rincón. Y esa soledad aparente también es engañosa. Podría hacernos pensar que la vida del preso es solitaria y creo que nada más lejos de la realidad. El preso nunca está solo. Todo se comparte, y eso lo explico en el texto que acompaña el proyecto en mi web."